Cartago es una de las provincias más pequeñas de Costa Rica, pero es también una de las más ricas en tradición colonial.

Fue la primera capital costarricense hasta el año 1823 en el cual se trasladó la misma a la ciudad de San José.